google-site-verification: google9c44e39fe0304778.html
top of page

La velocidad a la que va el cambio con la inteligencia artificial es demasiado rápido para esperar


regulación Inteligencia artificial
Regulación Inteligencia artificial

Así usted no sea un asiduo usuario de sistemas de información o herramientas de tecnología seguramente algo ha escuchado sobre la inteligencia artificial y de unas plataformas que escriben textos por usted, que permiten "ahorrar" tiempo a la hora de generar contenido, sirviéndole así a redactores, estudiantes y muchos profesionales en diferentes sectores.


Sin darnos cuenta, por lo menos ante nuestros ojos, muchas de estas plataformas empezaron a recabar información valiosa y sobre todo se fue alimentando una gran mina de información que hoy ya muestra sus primeros resultados.


Pero atención, esto no comenzó realmente ahora, la IA (Inteligencia artificial) venía operando básicamente en un modelo M2M Machine to Machine (Máquina a máquina), pero ahora gracias a esa primera gran etapa, pasó a M2H Machine to Human (Maquina a humano).


Esto que quiere decir, que ahora lo que estamos viendo es cómo la IA puede empezar a darnos insumos para actividades cotidianas a partir de toda la “red neuronal” que construyó por años.


Ahora, todas las miradas están puestas es en la velocidad con que crece esto y, la falta de regulación que hay. Contamos ya con decenas de herramientas y aplicaciones apalancadas en IA que están transformando todo y en todos los sectores, y se vienen más y, cada vez más invasivas.


Con este panorama se encendieron las alertas y por eso el gobierno de Estados Unidos a través de la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca promulgó lo que es el plan para una declaración de derechos de la IA, el cual contiene cinco apartados clave que el gobierno federal debería implementar en aras de salvaguardar la libertad y protección de sus ciudadanos.

Están: sistemas seguros y efectivos, protecciones de discriminación algorítmica, privacidad de datos, aviso y explicación, alternativas humanas, consideración y respaldo. Todo esto como medidas preventivas que brinden un marco jurídico y de protección al ciudadano.

Por su parte, las empresas del sector privado se comprometieron a trabajar en principios éticos de innovación responsable, un término que hasta hace poco no estaba en el radar, pero que sin duda alguna da un marco ético a las acciones que se adelanten en tecnología, estos son:



Todos esto ¿por qué lo ponemos en la mesa? ¿por qué todos los ciudadanos deberían estar al tanto? La respuesta es sencilla, porque los datos son el oro de este y los venideros. Porque toda huella digital que dejamos en las redes son una mina de gran valor para las grandes empresas de tecnología y, esto debe tener una regulación que no sólo el estado debe prever, sino normar.


Esto es una gran oportunidad para los estados latinoamericanos, porque se pueden articular o unir a estos avances que Estados Unidos está liderando y le puede permitir crear marcos regulatorios para los países y sus ciudadanos.


La inteligencia artificial, no llegó, estaba hace muchos años, sólo que ahora en su versión M2H, cómo la hemos llamado, está creciendo aceleradamente y sí o sí debe tener todos los ojos puestos.

bottom of page