google-site-verification: google9c44e39fe0304778.html
 

El teletrabajo en los tiempos del COVID-19

De acuerdo al cuarto estudio de penetración de teletrabajo en empresas colombianas realizado en el año 2018 por Centro Nacional de Consultoría, donde se midió el alcance del teletrabajo en Colombia con proyección al año 2018, Cali ocupa la tercera posición en el país con mayores plazas ocupadas bajo esta modalidad con 13.379, antecedido en primer lugar por Bogotá y Medellín, esta última con 29.751 trabajadores.

No obstante, pese al tercer lugar Cali es la ciudad con el mayor crecimiento si se mide la variación de año a año, con un aumento de un 57%, muy por encima de las demás ciudades colombianas.

Si bien estas cifras son alentadoras para efectos de medir la penetración de esta modalidad en el sector empresarial, aún quedan muchos puntos por resolver, lo que a criterio de muchos expertos consultados pasa por cuestiones de hábitos, responsabilidad, confianza y apoyo en herramientas TIC por parte de las empresas.

Según el informe, la casa sigue siendo el principal lugar para el teletrabajo, y se considera que los trabajadores están dispuestos a asumir el reto, aún con los desafíos que eso implica.

Ahora bien, aunque el crecimiento evidenciado es sobresaliente, para el caso de Cali, aún no es suficiente para la cantidad de empresas existentes y la cantidad total de empleos que se generan en la ciudad.

La pregunta es ¿a qué le temen las empresas, o porque no se avanza aún más rápido?

Esta pregunta no tendría tanta preponderancia en un día normal, pero con la declaración de pandemia del COVID-19 y de las últimas medidas decretadas por los gobiernos nacional y municipal se hace imperioso que las empresas cuenten con alternativas diferentes a la presencialidad, por lo menos para una buena cantidad de puestos de trabajo que sí podrían ser descentralizados ante la coyuntura.

Por otro lado de la moneda están los trabajadores que no tienen el hábito de trabajar desde casa, porque seguramente dan por sentado que no podrán lograr la independencia o concentración necesaria para sus labores. 

Si usted es de ese grupo de personas, le puedo apoyar con unas pequeñas recomendaciones que harán su experiencia de home office, una alternativa para ser productivo sin fallar en el intento:

  1. Establezca un espacio físico y preferiblemente aislado de distractores de ocio,

  2. Trace una agenda y defina objetivos para el día,

  3. Reduzca al máximo las distracciones o interrupciones,

  4. y, por último, pero no menos importante…la disciplina, esta es la clave de todo, porque deberá tener plena conciencia sobre el respeto que debe al horario de trabajo, el cual es para trabajar, no para actividades domésticas o de atender asuntos personales.

Son 4 tips básicos, pero que sin lugar a duda hará de su experiencia home office, una nueva forma de desarrollar su trabajo.

Pero, qué hay de las empresas, aún son muchas las que no incursionan en esta modalidad.  El panorama está así, en Colombia, de las más de 1.5 millones de empresas existentes, tan solo el 0,37% corresponde a pequeñas empresas y el 0,03% a medianas y grandes empresas.

Contrastando con el informe de teletrabajo, las medianas y grandes empresas son las que menos participación de teletrabajo generan, siendo para el año 2018 a nivel nacional de 25.918 empleos contra 87.439 de las Pymes.

Ahora bien, si Cali tiene al año 2019 cerca de 80.634 empresas que han renovado su matrícula mercantil, según informe Ritmo Empresarial Nro. 31 de la Cámara de Comercio de Cali, ¿será que sí estamos generando de manera formal el suficiente teletrabajo, aún más cuando estamos en tiempos de crisis en salud pública?

Portales como Teletrabajo.gov.co tiene establecido el ABC del teletrabajo en Colombia y desde ahí se puede atender requerimientos del sector empresarial en ese sentido, pero aún falta.

Los negocios no pueden parar, la continuidad del mismo es clave para ser productivos, pero es posible delegar y explorar nuevas formas multicanales de operar diferentes cargos.

El llamado es que directivos y líderes de gestión humana comprendan que es necesario voltear la mirada a estas modalidades, no solo para atender la coyuntura, sino porque son modelos que están en tendencia, que son rentables, bajan costos operacionales, son productivos y dinamizan la forma de trabajar, trayendo consigo incluso bienestar para los colaboradores.

El virus llegará a su fin, pero el teletrabajo debe continuar.

#productividad #homeoffice #recursoshumanos #Gestiónhumana #teletrabajo #talentohumano

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo